jueves, 31 de enero de 2013

Relatos 21, La diosa Parvati


Parvati es la diosa consorte del dios Shiva y una diosa serena y amorosa. En una ocasión decidió hacer una larga peregrinación y no le apetecía ir sola. pero tampoco acompañada por una multitud.  Quería ser acompañada por un devoto diligente pero, ¿Cómo elegir entre sus innumerables devotos?
Anunció a uno de los más respetados y ancianos sacerdotes su propósito y le pidió que reuniera a los fieles para seleccionar uno de ellos. Cuando hubo un gran número de devotos reunidos, la elegante y benevolente Parvati se presentó ante ellos y les dijo que quería ser abrazada por cada uno. Así, desfilaron junto a la diosa cientos de mujeres y hombres, abrazándola. Pasaron las horas y ya al anochecer, Parvati señaló a un hombre de edad mediana y le eligió como su compañero de peregrinación. Entonces los demás devotos, indignados, comenzaron  a protestar y a preguntarse por qué la diosa elegía a uno de ellos y no a otro cualquiera. Una leve y bella sonrisa asomó a los labios de la diosa, que se dirigió a sus devotos para decirles:
-Mis muy amados, veo hasta qué punto me veneráis y eso me hace muy feliz. Todos me sois muy queridos, todos,  pero sólo uno entre vosotros me ha abrazado no sólo con amor, sino con consciencia y plena atención; los demás lo habéis hecho mecánicamente. Debéis saber que la senda de la diosa no se recorre sólo con amorosa devoción, sino también con consciencia. Para mi peregrinación yo no deseo un devoto amoroso pero negligente, sino un devoto amoroso y diligente.

Texto: Cuentos espirituales de la India de Ramiro Calle
Imagen: http://www.pensamientoconsciente.com/wp-content/uploads/2009/08/lakshmi_orig.jpg
Quiero Aprender Yoga

miércoles, 30 de enero de 2013

Posturas, Dhanurasana V Truquillos

Es importante en Dhanurasana prestar especial atención a la respiración, creando un "globo" de aire en el abdomen para proteger los órganos internos y sujetar la columna. Una vez conseguida la postura,  podemos aprovechar para balancearnos adelante y atrás para masajear los órganos internos del abdomen.

Se pueden hacer varias repeticiones. Se debería prestar atención al cuello y a los hombros para mantenerlos relajados.
Imágenes: http://yoga-relajacion.com/tag/dhanurasana
http://0.tqn.com/d/yoga/1/0/m/1/bow.jpg

Quiero Aprender Yoga

martes, 29 de enero de 2013

Gotitas de karma 44


"Adquiere el hábito de leer algo alegre e inspirador justo antes de irte a dormir"

Imagen: http://us.123rf.com/400wm/400/400/azgek/azgek0903/azgek090300113/4568815-nino-nina-por-la-que-se-en-una-cama-y-leer-un-libro.jpg
Texto: Instant Karma de Barbara Ann Kipfer
Quiero Aprender Yoga

lunes, 28 de enero de 2013

Perlas 10, Jesús de Nazareth


"Traten a los demás como ustedes quisieran ser tratados. Esta es la esencia de todo lo enseñado por la ley y los profetas."

Jesús de Nazareth
Quiero Aprender Yoga

domingo, 27 de enero de 2013

Relatos 20, La Paloma

 
 
 
Al amanecer, en una localidad de la India, una hermosa paloma, revoloteando, se coló en un pequeño y recoleto templo. El sacerdote, antes de despuntar el día, había colocado en el centro del santuario una rosa como ofrenda al Divino. Se trataba de un templo de paredes recubiertas de espejos, de modo tal que la rosa se reflejaba innumerables veces en la paredes espejadas. La paloma, tomando los reflejos por la rosa misma, voló hacia los mismos y chocó una y otra vez contra las brillantes paredes del santuario con tal ímpetu que, al final, su frágil cuerpo se reventó y encontró la muerte. Sólo entonces la paloma, aún caliente, halló la auténtica rosa al desplomarse sobre ella.

Imagen: http://4.bp.blogspot.com/_p0Bpp2J9Yvk/TN516gsIhCI/AAAAAAAABiM/MLNFwg7lctk/s1600/Paloma+de+Libertad_800.jpg
Texto: Cuentos espirituales de la India de Ramiro Calle
Quiero Aprender Yoga

sábado, 26 de enero de 2013

Posturas Dhanurasana IV preposturas

Para facilitar el logro de la postura nos podemos ayudar de un cinturón como en la imagen
O apoyarnos en una silla para que la gravedad haga el trabajo por nosotros:
también nos podemos quedar en  la fase previa:
O usar una sola mano y un pie
Otra forma de no tener que luchar contra la gravedad es hacerla de lado, pero en este caso deberíamos practicar la postura al menos una vez cada lado. O la media postura de pie:
En realidad cualquier postura que extienda la espalda hacia atrás, como la rueda, el camello, etcétera ayudan a flexibilizar la  espalda ya a facilitar Dhanurasana.

Imágenes: http://i.ytimg.com/vi/m24yVj3fuCY/0.jpg
http://resources4adultlearning.excellencegateway.org.uk/images/resources/imagebank/modifications/img_dhanura_mod.jpg
http://vixyvideo.com/p/114/sp/11400/thumbnail/entry_id/0_0aqkv9vt/width/920/height/517/bgcolor/000000/type/2
http://usuarios.multimania.es/yogacarlos/img/Dhanurasana%20variante.jpg
http://sivasakti.net/local/yoga/uttytha-ardha-dhanurasana-4.jpg
Quiero Aprender Yoga

viernes, 25 de enero de 2013

Gotitas de karma 43


"Ponte en la piel del otro"

Imagen: http://www.teinteresa.es/principado-de-asturias/asturias/gijon/ONCE-organiza-circuito-movilidad-personas_TINIMA20111017_0178_8.jpg
Texto: Instant karma de Barbara Ann Kipfer


Quiero Aprender Yoga

jueves, 24 de enero de 2013

Perlas 9, Dalai Lama


"Todas nuestras vidas empezaron con el afecto humano como primer soporte. Los niños que crecen envueltos en afecto, sonríen más y son más amables. Generalmente son más equilibrados."

Quiero Aprender Yoga

miércoles, 23 de enero de 2013

Relatos 19, El pastor viajero


Era un apacible y bondadoso pastor, original de Afganistán. Toda su vida le había atraído irresistiblemente la India. Así que, durante años estuvo ahorrando para un día poder viajar al país vecino. Por  fin llegó el día tan largamente anhelado y se puso en marcha hacia la India. Recorrió algunas ciudades y en una de ellas, paseando por su calle principal, se topó con un puesto de exquisitos dulces indios, apetitosamente expuestos, habiéndolos de las más diversas clases. Se quedó mirando embelesado los dulces como un niño pequeño.
El pastor había logrado aprender tan sólo un par de palabras en hindi, uno de los numerosos idiomas de la India. Vio unos dulces que parecían especialmente sabrosos y los señaló con el dedo. El vendedor, suponiendo que el visitante preguntaba el nombre de esos dulces, dijo:
-Khaja.
Pero el término "khaja" tiene dos significados: "dulces" y "come". El buen pastor tan sólo conocía el segundo significado de la palabra, por lo que, muy satisfecho, se puso a comer los dulces con fruición. Cuando se hubo saciado, el vendedor le pidió que se los pagara, pero el pastor, que no entendía nada de lo que decía, creyó que el "amable" vendedor le deseaba "buen provecho" y se sintió muy contento con tanta generosidad. Saludó con la cabeza y se fue. Entonces el vendedor le denunció a la policía, que ordenó raparle la cabeza y embadurnarle el cráneo con alquitrán. Después lo subieron a un jumento y, entre el estruendo de los tambores, le pasearon por toda la ciudad, costumbre que se llevaba a cabo para escarnio del que hurtaba. Sobre el jumento el hombre sonreía y, para sorpresa de los que le veían, parecía divertirse de lo lindo, lo que despertaba mucha extrañeza, ya que dicho castigo tenía por objeto vejar al ladronzuelo. La gente le insultaba, le amenazaba con el puño, le increpaba sin cesar, y el pastor, convencido de que eran demostraciones afectivas que se hacían al extranjero, se sentía cada vez más satisfecho, feliz y honrado.
Acabó la visita del pastor a la India y regresó a su aldea en Afganistán. Su sueño se había por fin cumplido. Los aldeanos se reunieron con el pastor y le preguntaron:
-Dinos, ¿Qué te ha parecido aquel país?
-¡Es increíble aquel país! -exclamó muy contento el campesino- No os lo podréis imaginar. Es un país maravilloso. Puedes llegar a un puesto y te regalan toda clase de dulces. Además, el dueño del puesto te anima a ello y te desea con el mayor encanto "buen provecho". Por si eso fuera poco, fijaos, te afeitan gratis y te tiñen primorosamente el cabello que te queda. Luego te pasean en loor de multitudes por la ciudad, entre policías, reclamando la atención de los transeúntes con el estruendo de los tambores. Te conducen por todas partes, te enseñan la ciudad y la gente te aclama como a un rey. ¡Qué país fantástico, con una amable policía, encantadoras gentes y mucha generosidad! Me pregunto: ¿habrá un país mejor en el mundo?

Imagen: http://www.willgoto.com/images/Size3/India_Gujarat_Sherpherd_8a54231e2291452280b35d0b8f557f2d.jpg
Texto: Cuentos espirituales de la India de Ramiro Calle
Quiero Aprender Yoga

martes, 22 de enero de 2013

Posturas, Dhanurasana III Beneficios y contraindicaciones



Contraindicaciones de Dhanurasana
No realizar si tiene:
- Presión arterial alta o baja
- Migraña
- Insomnio
- Lesiones graves en la parte inferior de la espalda o el cuello.

Beneficios de Dhanurasana
-Proporciona elasticidad a la columna vertebral y tonifica los órganos abdominales.
-Rejuvenece la columna y desarrollan fuerza física y vitalidad.
-Son ideales para hombros caídos y espalda encorvada, hernia discal, columna rígida, reumatismo y dolor de espalda.
-Abren el pecho y mejoran la respiración
-Fortalece los músculos de la espalda
-Estimula los órganos del abdomen y el cuello
-Aportan valor y fuerza de voluntad.
-Los estados de ánimos bajos y depresión desaparecen

http://www.yogaelx.com/dhanurasana.html
Imagen: http://www.vivesano.eu/images/pupils/Yoga_Ewelinka_Dhanurasana.jpg

Quiero Aprender Yoga

lunes, 21 de enero de 2013

Gotitas de karma 42


"Haz que la vida se mueva con calma"

Imagen: http://3.bp.blogspot.com/-dPG9ESkiHFA/T_VZTSaO0EI/AAAAAAAAC0M/20IVsdCoFIQ/s1600/prisas.jpeg
Texto: Instant karma de Barbara Ann Kipfer
Quiero Aprender Yoga

domingo, 20 de enero de 2013

Perlas 8, Krishnamacharya


“No es la persona la que debe adaptarse al Yoga sino el Yoga el que se debe ajustar de forma correcta a la persona.”
T. Krishnamacharya.
Quiero Aprender Yoga

sábado, 19 de enero de 2013

Relatos 18, Lo incognoscible


Un brahmán anhelaba saber lo que ocurría cuando se produce la muerte. Los dioses se percataron de sus austeridades y oraciones y decidieron brindarle algunas experiencias supramundanas. De súbito, su espíritu abandonó su cuerpo y fue a depositarse en el de un intocable (el que no tiene casta y es despreciado por los que la tienen). Se trataba del hijo de un simple zapatero remendón. Era un niño de corta edad.
Pasaron los años. El niño se convirtió en un joven, siguió el oficio de su padre haciéndose zapatero, se desposó y tuvo hijos. Pero un día, el zapatero tuvo la intuición certera de que era un brahmán. Determinó dejarlo todo y partió para otro país vecino de la India.
El hombre llegó al país vecino justo cuando el monarca estaba falleciendo. No tenía hijos ni familiares cercanos, por lo que no había sucesor al trono. En esas circunstancias se acostumbraba en ese país a enviar por el reino un elefante y un halcón para que ellos reconocieran a un digno sucesor y lo eligieran. Los ministros enviaron a los dos inteligentes animales por el país a la búsqueda de un posible rey.
El elefante y el halcón, cuando tuvieron ocasión de ver al hombre extranjero, fueron prestos hacia él. El elefante hizo una reverencia al hombre y el halcón se posó en su hombro: signos inequívocos de que reconocía a ese hombre como monarca. Todos aclamaron al extranjero y fue investido rey.
Pasaron los años. Mientras tanto, la mujer del zapatero, desesperada, no dejaba de buscar incesantemente a su marido. Recorrió pueblos, ciudades y otros países. Por fin descubrió a su esposo y se reunió con él. Era una mujer muy sencilla y eso despertó sospechas. ¿Quién era realmente esa mujer que decía ser la esposa del rey y quién era en verdad el monarca? Se difundió el rumor de que tanto el rey como su esposa eran descastados. La gente se sintió burlada y humillada y hubo una revolución. El monarca, sintiéndose ridiculizado y rechazado, se precipitó sobre una hoguera, queriendo poner fin a su existencia. Fue justo en ese instante cuando su espíritu salió del cuerpo del zapatero y se instaló en el del brahmán que seguía recitando sus mantras a orillas del río. Los brahmanes son la casta más elevada de la India y, por tanto, respetados e incluso venerados.
Perplejo, el brahmán se incorporó y se dirigió hacia su casa. Su esposa estaba en el porche y, al verle, comentó:
-¿Ya has hecho tus abluciones? ¡Qué pronto has acabado esta mañana! 
El brahmán guardó silencio. Entró en la casa y se quedó meditabundo.
Transcurrió una semana, y un día, a la hora de comer, un hombre se presentó en la casa del brahmán solicitando comida y argumentando que no había tomado un solo bocado en varios días.
-¿Por qué no has comido en tanto tiempo? -Le preguntó el brahmán.
-¡Ha sido horrible! -exclamó el hambriento- Ha pasado, señor, algo increíble. En el país donde yo vivía un zapatero remendón se convirtió en monarca, luego se descubrió su mísera condición y comenzaron los disturbios por doquier. Yo logré huir de aquel caos. Unos mataban a los otros; muchos se suicidaban y el mismo rey se arrojó a la hoguera.
El brahmán escuchó al hambriento totalmente desconcertado y atónito. Le entregó buena cantidad de comida y no despegó los labios. Se dijo a sí mismo: "No puedo entender con mi mente limitada nada de lo que está ocurriendo. Creí que era un sueño el que yo había sido durante años zapatero y luego durante años un monarca. Pero he aquí que viene uno de los hombres de mi reino y confirma que lo que yo creía un sueño o una jugada de mi imaginación, ha sido real. Lo que ha durado años en una realidad, ha durado muy poco en otra, pues incluso mi mujer me dijo que había invertido menos tiempo del habitual en mis abluciones. Y ciertamente mi esposa sigue teniendo la misma edad. Tal vez hay diversos niveles de realidad en la Realidad única del Divino. Quizá el espíritu pase por distintos modos de existencia según sean los pensamientos, las palabras y los actos de la persona. Además, tal vez el tiempo tenga diferentes formas de medida y apreciación. ¿Quién sabe si, según los planos de existencia, un día es en un plano lo que un eón en otro y viceversa"
Pensó, pensó, pensó... Para comprender que lo Incognoscible está más allá del pensamiento.

Texto: Cuentos espirituales de la India de Ramiro Calle.
Imagen: http://m1.paperblog.com/i/16/169412/ciencia-reconoce-importancia-meditacion-L-2.jpeg
Quiero Aprender Yoga

viernes, 18 de enero de 2013

Posturas Dhanurasana II (realización)


Dhanurasana

Dhanu significa arco. Esta postura se llama así porque parece el arco de un arquero, el tronco y las piernas  representa el cuerpo del arco y los brazos la cuerda.

Paso a paso:

- Túmbese en el suelo boca abajo.
- Junte  las piernas, apoye los empeines en el suelo con los dedos de los pies hacia atrás.
- Doble las rodillas y lleve los talones la más cerca posible de las nalgas.
- Lleve las manos hacia atrás y  agarre el tobillo izquierdo con la mano izquierda y el tobillo derecho con la mano derecha.
- Sujete bien los tobillos agarrándolos con las palmas de las manos y  los dedos.
- Asegúrese de que sus rodillas no se separan más que la anchura de sus caderas.
- Inspire y lleve los talones hacia arriba y hacia atrás, lejos de sus nalgas, levantando las rodillas y los muslos  del suelo.  Eleve del suelo al mismo tiempo el pecho y la cabeza.
- Mantenga el estiramiento de sus pies hacia atrás, estirando sus brazos y observe como esto ayuda a elevar más su tronco del suelo. 
- Alargue sus lumbares y mantenga los músculos de su espalda suaves.
- Dirija y presione su coxis hacia abajo
- Dedos de los pies apuntan hacia el techo.
- Acerque las rodillas entre sí, para mantener como máximo la misma separación que la anchura de sus caderas.
- Rote los muslos posteriores de dentro hacia fuera.
- Deje solo el abdomen apoyado en el suelo,  mantenga su respiración lo más suave posible sin retenerla.
- Lleve su cabeza hacia atrás, alargando su nuca y mire hacia el techo.
- Mientras continua elevando sus talones y los muslos, absorba sus omóplatos dentro de su espalda posterior, elevando el esternón hacia el techo y expandiendo su pecho horizontalmente.
- No tense sus hombros, aléjelos de sus orejas y llévelos hacia atrás, hacia sus pies.
- Cara, boca y garganta relajada.
- Mantenga la postura 30 segundos.
- Esto es Dhanurasana.


- Suelte los tobillos, estire las piernas.
- Lleve la cabeza y piernas al suelo.
- Relájese.
- Puede repetir la postura una o dos veces más.

Imagen: http://images.kish.in/2011/10/dhanurasana2.jpg
Texto: http://www.yogaelx.com/dhanurasana.html

Quiero Aprender Yoga

jueves, 17 de enero de 2013

Gotitas de karma 41


"Retira la atención de ti mismo"


Imagen: http://2.bp.blogspot.com/-Z9pm3AQ5JuA/Tya4SHQd7pI/AAAAAAAAAEg/MOHR62GrUsc/s1600/imagenes-naturaleza-g.jpg
Texto: Instant karma de Barbara Ann Kipfer
Quiero Aprender Yoga

miércoles, 16 de enero de 2013

Perlas 7, Yogananda



"El ser humano siembra un pensamiento
y recoge una acción.
Siembra una acción y recoge un hábito.
Siembra un hábito y recoge un carácter.
Siembra un carácter y recoge un destino"
Paramahansa Yogananda
Quiero Aprender Yoga

martes, 15 de enero de 2013

Relatos 17, El cumpleaños


   El monarca de uno de los reinos más poderosos de la India cumplía cincuenta años. La ocasión era muy especial El rey quería celebrarlo con nada menos que siete días y siete noches de fiestas incomparables, con toda clase de fastos. Pero solicitó que cada asistente le trajera el regalo que considerase mejor. Así fueron llegando príncipes, nobles, cortesanos y señores. Cada uno de ellos trató de aportar el mejor regalo. El monarca fue recibiendo los más espléndidos corceles, los brocados más primorosos, las joyas más maravillosas, las tallas de marfil más soberbias, las obras de arte más fabulosas. Y, de repente, un ermitaño, semidesnudo, solicitó ver al monarca. El rey era un hombre bondadoso y accesible, así que ordenó que le dejaran presentarse ante él.
   -¿Qué regalo me has traído? -preguntó el monarca.
   -Nada, señor -repuso el ermitaño-, porque tengo entendido que habéis pedido el mejor regalo que uno considere y el mejor regalo yo no os lo puedo dar; tendréis que conseguirlo vos.
   -¿Yo? ¿A qué regalo te refieres?
   -El mejor regalo, señor, es una mente tranquila. Yo no os la puedo dar, pero si vos queréis obtenerla, hay medios para ello.
   El monarca se quedó impresionado. Efectivamente ese era el mejor regalo: una mente serena, porque él había alcanzado medio siglo de vida y, a pesar de su riqueza y poder, tenía el problema de todos los seres humanos: la mente. El ermitaño se quedó varios días con el monarca y le enseñó a meditar. Luego partió apaciblemente, pero no sin antes decir al rey:
   -El mejor regalo no os lo he podido dar, pero os he dado el modo de conseguirlo. Que vuestra mente un día more en la calma profunda.

Texto: Cuentos espirituales de la India, Ramiro A. Calle.
Imagen: http://eldiariodelanena.com/wp-content/uploads/2012/12/stress-meditation-calm-stressed-mind-e1356032553900.jpeg

Quiero Aprender Yoga

lunes, 14 de enero de 2013

Posturas, Dhanurasana I

Dhanurasana o postura del arco, en inglés Bow Pose, en algunas ocasiones conocida como Urdva Chakrasana o postura de la rueda hacia arriba:




Imágenes: http://yoga-relajacion.com/wp-content/uploads/2010/11/dhanurasana.jpg
http://horoppayoga.files.wordpress.com/2010/01/dhanurasana.jpg
http://www.yogabayou.com/sites/default/files/images/asana/dhanurasana.jpg
Quiero Aprender Yoga

domingo, 13 de enero de 2013

Gotitas de karma 40


"Enciende una vela por alguien que te importa"

Texto: Instant karma de Barbara Ann Kipfer
Imagen: http://www.freepik.es/foto-gratis/vela-encendida-velas-objetos-fuego_216353.htm
Quiero Aprender Yoga

sábado, 12 de enero de 2013

Perlas 6, Vivekananda


"Tome su idea y luche con paciencia por ella y el sol se elevará para usted"
Vivekananda
Quiero Aprender Yoga

viernes, 11 de enero de 2013

Relatos 16, El rey de los monos

   
Un día el rey de los monos oyó hablar de Buda, al que consideraban sus seguidores un gran ser. "Si es un gran ser -se dijo el mono- yo no puedo dejar de conocerlo. ¿Acaso no soy el rey de los monos? Está bien que a ese gran hombre le admiren, pero él me admirará a mí, porque soy fuerte, intrépido y poderoso".
   El rey de los monos se presentó ante Buda, que acababa de pronunciar un hermoso sermón precisamente sobre la compasión y la humildad. La verdad es que el mono era ágil y fuerte. Sin embargo, era sumamente arrogante y soberbio.
    -¿Qué tal estás, amigo? -Le saludó Buda con afecto.
   -¿Cómo voy a estar, señor? Miradme. Soy fuerte, valiente, ágil y listo. Soy el rey de lo monos No podría haber sido de otra forma.       Nada me arredra y no hay lugar al que yo no pueda ir.
   -¿De veras? -preguntó con ironía Buda, sin que la misma la captara el animal.
   -¡Y tan de veras! Os lo puedo demostrar. ¿Dónde queréis que vaya?
   -Si te empeñas -repuso Buda-, donde a ti te apetezca ir, aunque quizá deberías saber que el mejor sitio está dentro de uno.
   El mono le miró sorprendido. La verdad es que no era aquel un hombre corriente. Dijo con evidente infatuación:
   -Veloz como un rayo, con el ánimo diligente y recurriendo a todo mi poder, que es mucho, voy a viajar hasta el fin del mundo y luego volveré hasta ti.
   -Si es lo que quieres...
   -Te lo demostraré, gran ser.
   El modo dio un impresionante salto y partió veloz. Corrió con toda la energía de sus resistentes patas. Cruzó valles, dunas, desiertos, mares, cordilleras. Fueron días y días de una galopante carrera, hasta que al final llegó a un lugar en el que divisó cinco inmensas columnas y más allá, el vacío absoluto. "No hay duda -se dijo-, este es el fin del mundo" Para marcar su territorio, el mono orinó en aquellas gigantescas columnas. Luego regresó corriendo hacia el punto de partida. De nuevo atravesó velozmente, a lo largo de días, mares y ríos, cordilleras y valles, desiertos, dunas y desfiladeros.    Llegó por fin donde estaba Buda. Jadeante, el mono dijo:
   -¿Te das cuenta, señor? He llegado al fin del mundo. Soy el más poderoso, el más ágil, el más resistente, el mejor entre los mejores.
Los ojos despejados de Buda se clavaron en los del petulante rey de los monos. Buda dijo:
   -Por favor, amigo, mira a tu alrededor.
   El mono miró a su alrededor. ¡Por todos los dioses! Estaba en la palma de la mano de Buda y comprendió que nunca había salido de la misma. ¡Qué mal olía! Era su propia fétida orina derramada en los cinco dedos de la mano de Buda que había tomado por columnas y, más allá el vacío. ¡Ni siquiera había salido de su mano!

Texto: Cuentos espirituales de la India, Ramiro A. Calle.
Imagen: http://asian-culture-shop.com/bookpic/20058/200587181926.jpg
Quiero Aprender Yoga

jueves, 10 de enero de 2013

Posturas, Shalabhasana VIII (Fotos interesantes)








Imágenes: http://ohmybikram.files.wordpress.com/2010/04/ashleyhooper08.gif
http://www.ashtangayoga.info/viparita-shalabhasana-560.jpg
http://www.browseyoga.com/wp-content/uploads/2012/09/Locust-Pose.jpg
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m5uuhmh2Fj1rxfzlmo1_500.jpg

Quiero Aprender Yoga

miércoles, 9 de enero de 2013

Gotitas de karma 39


"La vida es positiva, sólo tu forma de pensar es negativa"

Texto: Instant karma de Barbara Ann Kipfer
Imagen: http://3.bp.blogspot.com/_1GyV4H5r7zU/TPGK-XAyruI/AAAAAAAAAzQ/gpSAbO_j6qc/s1600/718424.jpg

Quiero Aprender Yoga

martes, 8 de enero de 2013

Perlas 5, Buda


“Si quieres conocer el pasado, entonces mira tu presente que es el resultado. Si quieres conocer tu futuro mira tu presente que es la causa”
Buda
Quiero Aprender Yoga

lunes, 7 de enero de 2013

Relatos 15, En armonía


   Vivía plácidamente en un valle, fluyendo con la naturaleza, con actitud meditativa, la mente abierta, el corazón contento. Era un yogui entrado en años y ni un sólo día en los últimos años había dejado de sentirse en equilibrio. Aunque no impartía enseñanza, la gente se sentía tan bien y sosegada a su lado que comenzó a ser muy conocido en las localidades cercanas. Y un día un grupo de filósofos que estaban de viaje, habiendo oído hablar de él, decidieron acudir a visitarlo. Ellos tenían muchos conocimientos, pero no gozaban de paz ni de contento.
   Al atardecer de un día tibio, los filósofos llegaron al exuberante valle. Un riachuelo serpenteaba entre los árboles y los pájaros no dejaban de trinar, como si quisieran con sus melódicos trinos despedir al sol poniente. El yogui estaba sentado apaciblemente en la pradera; un perro dormitaba confiado a su lado. Los filósofos llegaron hasta el yogui y le saludaron. Después preguntaron:
   -¿Qué haces, buen hombre?
   -Estoy -repuso con tranquilidad el yogui.
   -¿Estás en meditación?
   -Siempre estoy en meditación.
   Los filósofos se miraron entre ellos, dudando de si el hombre estaba en sus cabales.
   -¿Te estamos molestando?
   -Jamás me sentiría molestado por una criatura. Estoy dichoso de veros,, como lo estaba de no veros.
   Los filósofos cada vez estaban más extrañados. No podían creerse tanta paz, tanto equilibrio, tanta ternura y cordialidad.
   -¿No te aburres aquí solo? -preguntaron.
   -¿Solo? Nunca estoy solo. Estoy con mi Ser interno, que es el mismo que el de este perro, el de aquella cabra, el de aquel árbol y el del cantarín riachuelo.
   El yogui ofreció unas frutas a los visitantes que se sentaron a su alrededor.
   -Hemos venido de lejos -dijeron-. Somos filósofos; cultivamos el pensamiento; investigamos a través de la lógica.
   -¡Ah! -exclamó el yogui.
   -Pero no encontramos la paz- se lamentaron.
   -¡Ah!
   Todos degustaron las frutas. Después, uno de los filósofos hizo una pregunta directa, que es la que todos estaban deseando formular:
   -¿Cómo has conseguido tanta paz, tan contagioso sosiego, tanta calma imperturbada?
   Una sonrisa asomó a los labios del yogui. El perro movió la cola. Olía al follaje perfumado. El hombre dijo:
   -¿De verdad queréis saberlo?
   -Sí, y te lo agradeceríamos de por vida.
   -Pues no hay gran secreto en ello, ¿sabéis? -dijo- Estoy en armonía. Estoy en armonía con las nubes, las aves, los astros, los búfalos y los campesinos. Estoy en armonía, siempre en armonía. Vivo con los vivos y muero con los muertos.
   Y en ese instante su corazón dejó de latir.

Texto: Cuentos espirituales de la India. Ramiro Calle.
Imagen: http://2.bp.blogspot.com/_Z90m7sKAQzw/TSjNKvciWDI/AAAAAAAAAYU/Xh_JagmpdcY/s1600/budista-meditando.jpg


Quiero Aprender Yoga

domingo, 6 de enero de 2013

Posturas, Shalabhasana VII (Vídeos)





Aquí tenéis un vídeo de Shalabhasana el rótulo que aparece con el nombre de la postura (sarvangasana) en el vídeo está equivocado, pero la postura es la que corresponde a Shalabhasana.

En el siguiente lo que se conoce como Shalabhasana completo:

Imagen: http://www.yogadivinity.com/wp-content/uploads/2012/04/tumblr_lykmjp9gzl1qb4j93o1_500.jpg
Vídeos: http://www.youtube.com/watch?v=E0un2oAbYhc
http://www.youtube.com/watch?v=ALPPZI7Qaxg


Quiero Aprender Yoga

sábado, 5 de enero de 2013

Gotitas de karma 38


"Invita a los huéspedes a tu lugar de culto"

Texto: Instant karma de Barbara Ann Kipfer
Imagen: http://www.conceptosalud.com/wp-content/uploads/2012/08/meditacion2.jpg

Quiero Aprender Yoga

viernes, 4 de enero de 2013

Perlas 4 BKS Iyengar


"Dar no nos empobrece, ni retener nos enriquece"
BKS Iyengar

Imagen: http://yogaesmas.com/wp-content/uploads/2012/04/bks-iyengar-yoga1.jpg

Quiero Aprender Yoga

jueves, 3 de enero de 2013

Relatos 15, El tejedor

 
Había un tejedor que vivía en el campo. Todas las noches un elefante de Indra, el dios y señor de los cielos, descendía sobre el campo del tejedor y se dedicaba a pastar en sus prados, quedando estos devastados. Al levantarse cada mañana el dueño de las campos veía con horror en qué condiciones. estaban los prados. Reunió a sus amigos y vecinos y les expuso lo que sucedía. Luego les preguntó:
-¿Qué o quién está ocasionando todo esto?
Los amigos le contestaron:
-Tal vez por la noche las piedras del molino visiten tus ampos y los dejen devastados.
Entre todos ataron todas las piedras del molino, pero a la mañana siguiente el tejedor halló los campos en iguales condiciones. Entonces los amigos dijeron:
-Acaso sean los molinos de arroz los que paseen por tus campos y produzcan la devastación.
Entonces ataron los molinos de arroz, pero a la mañana siguiente los campos estaban de nuevo en pésimas condiciones. ¿Qué hacer? El tejedor se dijo a sí mismo que lo único que podía hacer de momento, era quedarse toda la noche en vela, vigilando lo que sucedía en sus campos y tratando de descubrir la causa.
Por la noche, el tejedor se ocultó tras unos arbustos. Pasaron las horas y, de repente, contempló un gran elefante volando y que iba descendiendo hasta aterrizar en sus campos. El elefante comenzó a pastar, como en noches anteriores. Cuando estuvo saciado e iba a remontar el vuelo, el tejedor salió corriendo hacia él y se colgó de  su cola.
El elefante ascendió a los cielos, llevando tras de sí al tejedor. En el cielo, el tejedor se situó en un lugar donde no era visto y contempló la danza de los bailarines celestes. También degustó  los sabrosos manjares de los dioses. Cuando a la noche siguiente el elefante iba a volar hacia la tierra, se enganchó de nuevo a su cola y así pudo regresar a sus campos. Durmió profundamente y al amanecer corrió a despertar a sus amigos y vecinos para contarles todo lo que había tenido ocasión de ver y gozar. Después de reunirles y contar con todo detalle lo sucedido, dijo:
-Os aseguro, amigos, que después de lo que he visto, no encuentro ningún sentido ni atractivo a la vida en este miserable lugar. ¿Sabéis una cosa? Partamos para los cielos de Indra.
Los amigos y vecinos estuvieron de acuerdo. Había que irse cuanto antes a la morada del poderoso dios Indra y gozar de sus reinos placenteros.
Al anochecer, el tejedor y sus amigos se reunieron tras los arbustos, ocultándose, pero manteniéndose muy vigilantes para no perder la ocasión. Llegó el colosal elefante y estuvo pastando durante un buen rato. Cuando iba a remontar el vuelo, el tejedor se enganchó a su cola y, a las piernas del tejedor, su mujer, y alas piernas de la mujer, sucesivamente, los amigos, con lo que entre todos formaron una descomunal fila humana, toda ella colgada de la cola del animal. El paquidermo era enorme y no tenía el menor problema para arrastrar tanta gente de su cola; ni siquiera se había dado cuneta de ello. Estaba atravesando capas de nubes cuando el tejedor, de súbito, se dijo "¡Mira que soy bobo! Tenía que haberme traído el telar conmigo" Este pensamiento le distrajo, aflojó las manos, perdió el contacto con la cola del animal y todos se precipitaron al vacío, hallando  la muerte.
 
Texto: Cuentos espirituales de la India de Ramiro Calle
 
Quiero Aprender Yoga