viernes, 16 de noviembre de 2012

Relatos 14 La grandeza


En cierta ocasión, un gran rey les preguntó a todos los sabios de su reino cuál tenía mayor grandeza, si la senda del padre o madre de familia o la del sannyasi. Fueron muchos los que respondieron, pero pocos le dieron una respuesta que la pareciese satisfactoria. Cuando algunos le dieron contestaciones con las que estaba de acuerdo, les pidió pruebas. Desgraciadamente, fueron incapaces de suministrárselas. Un día llegó un joven sannyasi y respondió a la pregunta del rey que cada uno de ellos era grande a su propio estilo. El rey le pidió nuevamente que lo demostrase, a lo que el sannyasi respondió: "si me sigues al bosque, te enseñaré la prueba que solicitas". Así pues, el rey le siguió fuera de sus propios dominios, adentrándose en otro reino. La princesa del mismo estaba buscando ansiosamente un pretendiente y, como era costumbre, celebraba audiencias para que le fuesen presentados todos los solteros elegibles. Periódicamente, se celebraba una audiencia general en la que pasaba revista a lo mejor que el reino le podía ofrecer. Cuando el sannyasi y el rey se encontraban en una de estas audiencias, vieron a un hermoso sannyasi joven que estaba entre la multitud. En cuanto la princesa le vio, gritó: "¡Ese es!" y arrojó sobre su cuello una guirnalda que significaba que era el elegido. El joven monje miró la guirnalda y la arrojó desdeñosamente lejos de sí. diciendo: "No pienso casarme. No quiero saber nada de esto"  Luego se adentró tranquilamente en el bosque. La princesa se quedó desconsolada, pero le siguió. El otro sannyasi le dijo entonces al rey: "Sigámosles y veamos qué ocurre". El joven sannyasi perseguido, que conocía a la perfección los senderos del bosque, consiguió desembarazarse pronto de la princesa. Esta se sentó en una roca y lloró, pues no sólo había perdido al sannyasi, sino que se había perdido ella también. Al encontrarla en este estado, el rey y el otro sannyasi le dijeron que no se afligiera, pues ellos la sacarían de allí. No obstante, como estaba oscureciendo, decidieron acampar para pasar la noche. Una pequeña familia de pájaros se encontraba descansando sobre las ramas de un árbol, justo en el lugar donde habían acampado. Viendo que la noche iba a ser fría, el pájaro padre le dijo a su mujer: "Querida, empieza a hacer mucho frío, deberíamos  recoger algo de leña para hacer fuego y poder pasar la noche calentitos" Entonces se echó a volar y recogió unas cuantas ramitas. Luego se apoderó de una pavesa en el pueblo cercano y encendió con ella su pequeña hoguera. Pero luego miró a los tres seres humanos acampados y le dijo a su esposa: "Querida, ¿Qué podemos hacer? Esta gente no tiene nada que comer y debe tener hambre. Como padres de familia tenemos el deber de alimentar a cualquiera que acuda a nuestra casa. Haré, pues, lo que pueda". Y en ese mismo instante se dejó caer sobre el fuego y se quemó antes de que nada pudiera impedírselo. La mujer contempló el cuerpo del pajarito, y dijo: "No tendrán bastante comida, un pajarito no es suficiente". Y se arrojó ella también a las llamas. Viendo los cuerpos abrasados de su padre y de su madre, los pequeños dijeron: "Nuestros padres han hecho todo lo que han podido y, sin embargo, no es suficiente; nuestro deber es completar su tarea" Y, nada más decirlo, volaron ellos también hacia la muerte. La princesa, el rey y el sannyasi, viendo todo lo ocurrido, no se sintieron capaces de  comer la familia de pajaritos. Por la mañana, el rey y el sannyasi le mostraron a la princesa el camino de regreso a su palacio. Según los dos hombres retornaban a los dominios del rey, el sannyasi le señaló: "¿Ves? Cada cual es grande en su lugar. Si deseas vivir en el mundo, hazlo como los pajaritos, dispuesto en todo momento a sacrificarte por los demás. Si prefieres renunciar al mundo, lleva la misma vida que ese joven sannyasi, quien, al ofrecersele las riquezas del reino, las rechazó por amor a Dios; la vida de un padre de familia es una vida de sacrificios; la de un sannyasi, una vida de renunciación. Y ambas son divinas."
 
Imagen: http://2.bp.blogspot.com/_Bla19WRL0qE/TQi1j88ozZI/AAAAAAAAAC8/WHEfwsun1qk/s1600/pajaros.jpg
Texto: Moderno Manual de Yoga de Vijay Hassin
Quiero Aprender Yoga

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Perlas 2


"Una persona usualmente se convierte en aquello que el cree que es. Si yo sigo diciéndome a mi mismo que no puedo hacer algo, es posible que yo termine siendo incapaz de hacerlo. Por el contrario si yo tengo la creencia que sí puedo hacerlo, con seguridad yo adquiriré la capacidad de realizarlo aunque no la haya tenido al principio."
Mahatma Gandhi

Texto: http://www.frasesmotivacion.net/frase/208
Imagen: http://www.biografiasyvidas.com/monografia/gandhi/fotos/gandhi_negro.jpg

Quiero Aprender Yoga


domingo, 11 de noviembre de 2012

Posturas, Shalahasana V (preposturas)

Como posturas de preparación para hacer Shalabhasana podemos practicar su media postura, es decir, elevando una sola pierna, conocida como postura del medio saltamontes o Ardha Shalabhasana, tanto apoyando la pierna elevada sobre el talón de la otra pierna:

como sin apoyar:
o también la llamada postura de la Esfinge, donde se dejan apoyados los antebrazos y así el estiramiento hacia atrás de la columna está limitado, y se previene un exceso de presión sobre las vértebras lumbares:

Imágenes:
http://2.bp.blogspot.com/-W3_FwhDpbyk/T33ZRtTGDiI/AAAAAAAABLo/7oKi2r8IyCY/s1600/Ardha+salabhasana.jpg
http://usuarios.multimania.es/yogacarlos/img/Ardha-salabhasana.jpg
http://www.self.com/magazine/blogs/selfystars/cobra.jpg

Quiero Aprender Yoga

sábado, 10 de noviembre de 2012

Gotitas de karma 36


"Da las gracias al que te vende la entrada, al que te la recorta y al acomodador."

Imagen: http://2.bp.blogspot.com/_WtQgTNsUBOg/TTbF0G4-1QI/AAAAAAAAABY/RKvsmXSrm9k/s1600/Fernando+Villegas+2.jpg

Quiero Aprender Yoga

viernes, 9 de noviembre de 2012

Relatos 13: El trabajo del Señor


Lo que estamos realizando no es nuestro trabajo sino el del Señor... En cierta ocasión, un gran maestro visitó nuestro instituto de yoga. Según subía las escaleras de la entrada, se encontró con uno de los discípulos que las estaba barriendo aplicadamente. Entonces cogió la escoba de manos del joven y comenzó a barrer las escaleras en su lugar. El verdadero Karma yoga no entiende nada de status sociales, trabajos superiores e inferiores o discriminaciones. Para un Karma yogui cualquier cosa es su trabajo, ya que cualquier cosa es Su trabajo.

Imagen: http://3.bp.blogspot.com/-4_-Oz7i7fzM/UHxLo_1vbYI/AAAAAAAALB4/zPeyJj4RA9k/s1600/monje+barriendo.jpg
Texto: Moderno Manual de Yoga de Vijay Hassin
Quiero Aprender Yoga

jueves, 8 de noviembre de 2012

Posturas: Shalabhasana IV (Precauciones)



Contraindicaciones:
             
Contraindicada para las personas aquejadas de úlcera péptica, hernia de disco, hiperlordosis, dolores lumbares,  problemas pulmonares o cardíacos, e  hipertensos.

http://www.yogavital.com.ar/yogavital/teoriaypractica/posturas/saltamontes.html
Imagen: http://www.ashtangayoga.info/practice/advanced-a-series-sthira-bhaga/item/viparita-shalabhasana/
Quiero Aprender Yoga

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Yogabulario: Adharma


Adharma: Contrario a la ley (tanto a la ley escrita humana como a la ley natural divina) y a lo que está bien; demérito.
Es el antónimo del término sánscrito Dharma. Sus connotaciones incluyen inmoralidad, mal, desequilibrio etc

Referencias: 
Moderno Manual de Yoga de Vijay Hassin
Wikipedia
Maharishi Mahesh Yogi on the Bhagavad-Gita, a New Translation and Commentary, Chapter 1-6. Penguin Books, 1969, p 64-66 (v 40-41), p 262-263 (v 7)

Quiero Aprender Yoga

lunes, 5 de noviembre de 2012

Perlas 1


"Un pensamiento de alegría crea, por simpatía, otro pensamiento de alegría en otros"
Swami Sivananda
Imagen: http://www.poetseers.org/wp-content/uploads/old-images/sivananda_pic.jpg
Texto: http://www.frasesypensamientos.com.ar/autor/swami-sivananda.html

Quiero Aprender Yoga

domingo, 4 de noviembre de 2012

Posturas: Shalabhasana III (Beneficios)


Beneficios: Tonifica y ajusta los órganos abdominales especialmente el hígado, el páncreas, los riñones e intestinos. Esta asana corrige las enfermedades del estómago y los intestinos y estimula el apetito. Fortalece la parte baja de la columna, el corazón y los pulmones. También tonifica los ovarios, el útero, el nervio ciático. Alivia los dolores menstruales y reduce la grasa. Es una postura excelente para la fuerza física en general.
Texto: http://www.yogainbound.org/ws/hatha-yoga/24-asanas/75-shalabhasana-la-langosta
Imagen: http://www.practicaryoga.com/wp-content/uploads/2012/09/shalabhasana.jpg
Quiero Aprender Yoga

sábado, 3 de noviembre de 2012

Gotitas de karma 35


"Disfruta de una amplia variedad de comida"

Imagen: http://turismoonline.com/destinos/brasil/rio-de-janeiro/gastronomia
Texto: Instant karma de Barbara Ann Kipfer

Quiero Aprender Yoga

viernes, 2 de noviembre de 2012

Relatos 12 : El swami irritable


Hubo en cierta ocasión un gran yogui que vivía solo en lo más profundo de un bosque. Tras varios años de meditación, alcanzó grandes poderes. Un día mientras estaba sentado meditando, una cigüeña voló sobre él, y dejó caer sus excrementos sobre su cabeza. Se irritó muchísimo y sus pensamientos se elevaron de inmediato, reduciendo el ave a cenizas. Se sintió muy satisfecho al ver que poseía un don tan extraordinario, y decidió encaminarse a la ciudad para seguir explorando sus recién encontrados poderes. Entró en ella y, como era costumbre entre los yoguis indios, esperó a la puerta de una casa a que le diesen una limosna. En respuesta a su llamada, una mujer le replicó en tono reposado:
-Swami, por favor, espera. Ahora mismo voy -Pero se sintió irritado y molesto por tener que esperar a aquella "mujer inferior".
Justo cuando su pensamientos alcanzaban una intensidad enfebrecida, oyó la voz de la mujer, que le decía:
-No creas que puedo ser destruida tan rápidamente como la cigüeña.
Totalmente sorprendido, preguntó:
-Señora, ¿Cómo sabe lo que ha ocurrido?
Ella le explicó:
-No conozco ninguna asana del yoga y ni tan siquiera hago meditación, pero sirvo a mi esposo enfermo con fe y devoción. De hecho, cuando llegaste estaba con él. Le trato como a Dios personificado y le sirvo de acuerdo con ello. Gracias a este servicio he desarrollado algunos pequeños poderes, pero nunca los utilizo de manera egoísta. Si deseas realmente saber sobre la vida espiritual, dirígete al carnicero que se encuentra en el centro de la plaza del mercado.
El swami le dio las gracias y se dirigió en busca del carnicero. Cuando llegó a la plaza, se encontró con una gran multitud, esperando a comprar carne. En medio de ella se hallaba un hombre rudo e hirsuto, troceando piezas de carne de vaca, al tiempo que discutía constantemente con sus clientes. ¿Puede ser éste el hombre, pensó el swami, que la mujer desea que conozca y con el que hable? No puedo creerlo. Cuando estaba a punto de alejarse, el carnicero le dijo:
-Espera sólo un minuto, Swamiji, estaré contigo tan pronto termine de atender a mis clientes. Conozco a la mujer que te ha enviado.
Una vez más, el yogui se quedó atónito al comprobar cómo eran leídos sus pensamientos. Una vez que hubo atendido a todos los clientes, acompañó al carnicero hasta su casa. Este vivía con sus ancianos padres, a quienes cuidaba con gran amabilidad y amor. Cuando el hombre terminó sus deberes familiares, se sentó y mantuvo un satsang, discusión espiritual, con el swami. El swami no había oído nunca unas descripciones tan bellas y eruditas de las Escrituras.
-¿Cómo adquiriste este maravilloso don espiritual? -preguntó
-No he hecho nada especial; me limito a servir a mi familia, a mi madre y a mi padre con sincera devoción.
-Pero, no eres nada más que un carnicero -respondió el swami, todavía incrédulo ante la forma de alcanzar tan elevado don.
-Se trata de un negocio familiar -respondió el hombre- que me ha sido encomendado, y lo realizo como mi deber, mi swadharma, desapasionadamente.
Texto: Moderno Manual de Yoga de Vijay Hassin
Imagen: http://m1.11870.com/multimedia/imagenes/el-parque-kitanomaru-koen_pxl_dcda3d42f14f1fea3b206019a3065f0c.jpeg
Quiero Aprender Yoga

jueves, 1 de noviembre de 2012

Postura: Shalabhasana II (Realización)




Recuéstate boca abajo, con las piernas juntas y los pies estirados.

- Apoya el mentón en el suelo, lo más adelantado que puedas, sin comprimir la nuca. Si esta posición te produce incomodidad, entonces, apoya en el suelo la zona comprendida entre el mentón y la boca o la frente.

a) Coloca los brazos estirados a lo largo de los costados con las palmas de las manos pegadas al suelo, al lado o debajo de los muslos.


Si lo deseas puedes probar otras formas:

b) En vez de apoyar las manos, cierra los puños y apriétalos contra el suelo, de manera que los dedos pulgar e índice contacten en el suelo, mientras que el meñique queda arriba.

c) Coloca los puños y antebrazos juntos, debajo del abdomen. Si lo prefieres, los dedos de las manos pueden estar entrelazados, los brazos muy estirados y los codos muy próximos entre sí. La palanca que producen los brazos te permitirá hacer más fuerza durante el ascenso.

- Inhalando, presiona con los brazos contra el suelo, levanta lentamente ambas piernas juntas y estíralas tan alto como te sea posible.

- La acción de los brazos es ayudada por la contracción de los muslos, los glúteos, los músculos de la zona inferior de la espalda y los dorsales.

- Mantén la postura de diez a veinte segundos, respirando profundamente.

- Inhala mientras retomas lentamente la posición de partida.

- Puedes realizar el ejercicio dos o tres veces más.

Detalles técnicos:

- Evita doblar las rodillas, separar las piernas o hacer sobre esfuerzos. Evita que el mentón o los hombros se despeguen del suelo. Si eres muy flexible, podrás acentuar la postura elevando completamente el abdomen del suelo y repartiendo el peso del cuerpo entre el mentón, los hombros, los brazos y la zona superior del pecho.

Texto: http://yogaintegralibiza.blogspot.com.es/2012_05_01_archive.html
Imágenes: http://www.ebhasin.com/apps/apps-source/Personal%20Trainer/modules/yoga/html/aasanas/Salabhasana.html

Quiero Aprender Yoga